El Ministerio de Cultura y la baronesa Thyssen amplían la cesión de la colección hasta marzo de 2019

El Ministerio de Cultura y Carmen Cervera han firmado una prórroga de tres meses más de plazo para cerrar las negociaciones sobre la colección de la baronesa. El pasado sábado 30 de diciembre vencía el plazo otorgado por la aristócrata para mantener su colección, compuesta por 429 obras de arte, cedidas al Estado de forma gratuita en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza desde el año 2002. Desde 2013, las negociaciones han vivido sucesivas prórrogas sin que se materializara un acuerdo definitivo. Sin embargo, se puede confirmar que es una apuesta segura, como si de una casa de apuestas como 888Sport.es se tratara, que ambas partes cerrarán el acuerdo antes del próximo mes de marzo. En cualquier caso, la colección permanente que se expone en el museo, 800 obras de arte adquiridas por el Estado en 1993, se encuentra al margen de estas conversaciones y tiene su continuidad garantizada.

La colección de Carmen Thyssen procede principalmente de la herencia que obtuvo tras el fallecimiento del barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza. Un conjunto de 429 lienzos integrado en su núcleo central por obras de Canaletto, Fragonard, Courbet, Boudin, Monet, Sisley, Renoir, Degas, Gauguin, Rodin, Matisse, Picasso o Kirchner. En un principio, la colección se componía de 655 obras, una cifra que se ha ido reduciendo con el paso de los años con el traslado de las pinturas españoles al Museo Carmen Thyssen Málaga, al Espacio Carmen Thyssen de San Feliú y al Museo Carmen Thyssen Andorra.

El 15 de febrero de 2002 se formalizó el depósito de la colección de forma gratuita con un contrato de cesión por once años. Desde entonces, el mantenimiento, estudio y conservación de las obras han corrido a cargo del Estado y han supuesto una revalorización permanente. Al mismo tiempo, el pasado mes de octubre, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes otorgó garantía de Estado hasta el 31 de mayo de 2019 a las obras al conjunto de la baronesa Thyssen asegurándolas en 416,7 millones de euros. El objetivo principal es que las obras estén aseguradas al menos 30 días en el caso de que las negociaciones no lleguen a buen puerto y tengan que ser trasladadas a otro emplazamiento.

Una colección valorada en mil millones de euros

Las condiciones de Carmen Thyssen en las negociaciones pasan por un acuerdo a largo plazo (15 o 20 años), con una mayor movilidad para sus cuadros y que el Estado acepte la valoración de la colección que, según la aristócrata, alcanza los mil millones de euros. El anterior acuerdo autorizó a la baronesa a vender hasta el 10% de su colección, una posibilidad que aprovechó para vender en 2012 una de las joyas del conjunto: La esclusa, de John Constable que fue subastada en el Christie’s de Londres por 27,89 millones de euros.

El próximo mes de marzo, la baronesa, a través de sus abogados, el ministro de Cultura, José Guirao y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, volverán a sentarse para intentar cerrar un acuerdo para que la colección permanezca en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza durante los próximos años. Unas negociaciones en las que la amistad entre Calvo y la baronesa, que se remonta a los tiempos en la que la primera era ministra de Cultura con Zapatero, puede ser decisiva.  Imagen (Máx. 20Mb)


Facebookgoogle_plusmail

Comentarios cerrados.